sábado, enero 26, 2008

Inestabilidad creciente en Latinoamérica

Colombianos y venezolanos se cruzan acusaciones de estar elaborando planes para invadir al otro. Por un lado, Hugo Chávez acusa a Colombia de preparar de la mano de Estados Unidos una provocación bélica contra Venezuela, para obligarles a dar una respuesta que pudiera desembocar en un conflicto armado.
"Acuso al gobierno de Colombia de estar fraguando una conspiración, una provocación bélica contra Venezuela, por orden de EEUU, para obligarnos a dar una respuesta que pudiera prender una guerra", dijo Chávez

El gobernante venezolano dijo que no es una casualidad que en los últimos días varios altos funcionarios estadounidenses, entre ellos la secretaria de estado Condolezza Rice, hayan estado en Colombia.

En Colombia, la preocupación de una invasión por parte de Venezuela es creciente. Se basan en informes de la inteligencia militar colombiana sobre movimientos de tropas venezolanas y en el espectacular e incomprensible aumento del gasto de defensa del país vecino. La televisión colombiana ha emitido un programa - reportaje planteando la posibilidad de que ésto suceda:







Para ponerse en situación, hay que recordar que Venezuela y Colombia mantienen disputas sobre la soberanía de las aguas territoriales del Golfo de Venezuela, ricas en petróleo.

Además, Chávez financia, aloja y equipa a los terroristas de las FARC, origen del principal problema colombiano. Por otra parte, Estados Unidos mantiene grandes intereses en Venezuela, quien fuera país amigo hasta la llegada de Hugo Chávez al poder. EE.UU. contempla receloso desde la barrera cómo la república bolivariana ha firmado un acuerdo de colaboración con China en materia energética por el cual Venezuela se compromete a abastecer al país asiático con un millón de barriles de crudo diarios a partir de 2012, por lo que un 33% de la producción venezolana sería absorbida por China, el principal rival de Estados Unidos en la batalla de la energía. Estados Unidos ya intentó de la mano de España un golpe contra Chávez en 2002 para no perder el control del crudo venezolano y no sería descabellado pensar que pudiera volverlo a intentar. Además, con Chávez fuera del poder y un gobierno proamericano en Venezuela, Estados Unidos se asegura el control de una de las reservas más importantes del mundo - son especialemente ricas en petróleo pesado - mientras que Colombia pondría fin al problema del terrorismo, ya que las FARC sin el apoyo de Chávez tienen los días contados.

Estaremos atentos.

2 comentarios:

Nora dijo...

Gracias por el link al blog, no te conocía. Yo he hecho lo propio en el blog.

En cuanto a este post en particular, China realmente está influyendo en muchos más países de los que cuenta nuestro "periodismo informativo" y su influencia ha aumentado muchísimo en los últimos 10 años.

La guerra entre Colombia y Venezuela tendría además otra dimensión: la ideológica entre el socialismo del siglo XXI y la democracia liberal. Pero creo que antes se producirá una guerra civil en Bolivia con ramificaciones también ideológicas y energéticas. En cualquier caso, cualquiera de ellas tendría ramificaciones peligrosísimas en el continente.

Mike Money dijo...

De nada, Nora. Gracias a ti por comentar. Respecto a lo que apuntas, tienes toda la razón. Tengo pensado escribir otra entrada profundizando un poco en el asunto ya que la entrada de ayer, al escribirla tan tarde y sin tiempo, me quedó un poco liosa.

Un saludo,

Mike Money