miércoles, febrero 06, 2008

Escalada armamentística en Latinoamérica

Continúa la inestabilidad. Chávez ha llamado a la creación de una alianza militar defensiva latinoamericana para defender el continente del Imperio, con un ojo puesto en su 'títere' colombiano. En el transcurso de su 'programa' dominical Chávez pidió a Nicaragua, Bolivia y Cuba "aunar esfuerzos [con Venezuela] para una estrategia de defensa común y crear una fuerza armada". Recordemos que el gobierno venezolano lleva un año y medio instruyendo a más de un millón de civiles como reservistas, ante la 'inminencia' de la invasión imperialista de Venezuela. Espero que estén bien entrenados porque si de las Fuerzas Armadas de sus colegas de alianza dependiera, capitularían ante veinte monos con tirachinas.

Por otra parte, las negociaciones con Rusia para la compra de tres submarinos diesel clase Kilo están muy avanzadas. El trato podría cerrarse en abril con motivo de la visita de Chávez a Rusia, y los submarinos estarían en Venezuela antes de que acabe el año - por lo que deduzco que serían de segunda mano ya que en la noticia no se dice nada -. Esta adquisición daría un salto cualitativo enorme en la capacidad de proyección submarina del país respecto de la de sus vecinos. Para hacerse una idea, su capacidad submarina con la llegada de los tres Kilo class sería superior a la española actual. Su capacidad en buques de superficie, gracias a la venta de ocho patrulleras por parte de España, también se ha multiplicado en los últimos años y sus Fuerzas Aéreas se han convertido en las más poderosas de Latinoamérica tras la adquisición de 24 cazas Su-30MK2 rusos. Con estas operaciones, Chávez se ha cargado el equilibrio tradicional de fuerzas en la región y, sobre todo, el equilibrio con su vecino Colombia, con quien mantiene serias disputas.

Este desequilibrio es particularmente importante en las Fuerzas Aéreas de ambos países. Tal vez por ello el ministro de Defensa colombiano acaba de anunciar que su país comprará 24 aviones de combate Kfir a Israel, que serán entregados en 2009.

Seguimos atentos.